Actualidad

Blog

Investigar en tiempos de crisis

La pregunta qué más recibimos por parte de los clientes es si es mejor esperarnos o debemos seguir realizando estudios en estos momentos de confinamiento.

La respuesta: Sí, se puede y además sí, se debe.

SÍ, SE PUEDE: Las metodologías lo permiten.

  • En cuantitativo, sólo las entrevistas personales (face to face) se ven afectadas por el confinamiento, pero la mayoría de estas investigaciones pueden ser migradas a Internet o a entrevistas telefónicas. Hasta sigue siendo posible realizar el test de producto, que se puede hacer in home.

  • En cualitativo existen múltiples plataformas online que nos dan flexibilidad, agilidad y eficacia para adaptarnos a las necesidades de investigación Cualitativa. Algunas de las que nuestro equipo cuali proponen son:

    • Diarios personales y Comunidades On-line. ¡A trabajar! Permiten a los participantes conectarse y responder a preguntas en cualquier momento del día, en cualquier sitio y desde cualquier dispositivo (e incluso hasta sin conexión a internet en el mismo momento). Es una forma de darles a ellos flexibilidad y la tranquilidad para hacerlo cuando se sientan más cómodos. Post, pre-tareas, diarios, recopilación de contenidos etnográficos…

     

    • Entrevistas One to One. Textuales, voz o mediante webcam. ¡Efecto confesionario! Diferentes plataformas on-line con las que profundizamos en las cuestiones más personales, en las percepciones individuales, en los hábitos del individuo… desde un análisis y mirada psicológica. Efecto confesionario: el hecho de estar tras la pantalla crea un clima idóneo para comunicarse con mayor libertad.

     

    • Sesiones Grupales. ¡Lo social, on-line! La sinergia del grupo, la potencia del debate, la intensidad de lo social a través de plataformas digitales que nos ofrecen intercomunicación, comodidad, agilidad y adaptabilidad.

     

¿Los datos serán válidos?, ¿Cambiarán las opiniones de la gente?, ¿Los hábitos son diferentes?,…  Estas son las preguntas que emergen al contrastar la posibilidad de seguir realizando investigaciones. La respuesta es depende. La reacción delante de un estímulo visual, como puede ser un pack o un anuncio será la misma; la prueba de un producto tendrá la misma aceptación; pero los hábitos, la forma de entender el mundo y relacionarse sí que serán distintos… y ¡esto es una oportunidad!

SÍ, SE DEBE: La situación actual de stress ha obligado a la gente a enfrentarse a retos que de otra forma no habrían afrontado, o lo habrían hecho de forma distinta… La gestión del tiempo, la forma de informarse, la comunicación, las nuevas tecnologías, nuevos ocios, nuevos aprendizajes… Estos cambios afectaran nuestro comportamiento y relaciones en el futuro. De esta etapa podremos ver qué han hecho bien las marcas, y qué se ha hecho mal… Tenemos un montón de nuevos usuarios de Zoom; conciertos por Instagram, ¿quién estaba pensando en contratar Disney Plus hace quince días? ¿Cuántos lo han hecho? …  Este caldo de cultivo debe permitirnos conocer mejor a nuestro consumidor del futuro y su relación con las marcas.

Adaptarse a estos cambios es algo que deberían hacer todas las marcas…

Ramón Jordana

Compartir: